31 julio 2008

Cosas que pasan


La ostia hostia fue aqui me la encontré de casualidad cuando me iba a casa.

26 julio 2008

Popurri de Cibeles

Aprovechando el paron veraniego y que tengo tiempo para archivar...










Tan solo con cinco meses de retraso. Todas las fotos aquí.

25 julio 2008

¿Quién me mandaría a mi?

Hace unas semanas me registre en un foro de Policías y Guardias Civiles con la sana intención de disipar algunas dudas que tenia con respecto a la relación policía-prensa. Dado que un servidor es policía frustrado -por gordo y bajo- pensé que habría buen rollo. Y lo hubo al principio. Un par de tiranteces -no se fiaban de un periodista- pero poca cosa.
Eso si, en cuanto salió el tema de las fotos de la policía en la prensa la cosa cambió. Yo no se si no me explique bien o ellos me entendieron mal, pero el caso es que por mucho que intenté explicar los motivos de que algunas veces no se tapen las caras a las FCSE y porque no se ponían pasa montañas cuando iban a una operación con prensa, no tuve exito y la gran mayoría del foro se volvió contra mi -y eso que yo soy de los partidarios de tapar la cara en casi todos los casos-. Además demostraron poco sentido del humor y menor comprensión lectora al usar este post y este otro para acusarme de, directamente, odiar a la Policía. Con un par.
Hay os dejo algunas perlas (pulsar para verlas mas grandes)

Después de esto un usuario publico mi foto en ese blog. A lo que otro, en un alarde de imanación y originalidad y derrochando argumentos soltó lo de abajo :)
En fin, como me han expulsado del foro y no puedo entrar, digo aquí las cosas que pienso.

  1. Siempre que se pueda hay que tapar la cara de los miembros de las FCSE, pero hay que tener presente que si vas a un acto oficial vas a salir si o si ya que, por ejemplo, no se pueden distorsionar las emisiones en directo.
  2. Hay ocasiones en que se pretende poner puertas al campo: piden que distorsionemos la cara de los policías de una manifestación pero hay cientos de manifestantes grabando y tirando fotos ¿Quien tiene mas peligro yo o un borroka? ¿y que hay de los fotógrafos de Gara y similares? Esos tienen carnet de prensa y todo.
  3. Un pasa montañas evita miles de problemas. Las excusas que me han dado es que 'son molestos' -el chaleco antibalas seguro que no es el paradigma de la comodidad pero bien que lo llevan- y que 'a veces está prohibido taparse la cara' -¿y no deberian quejarse a los jefes de eso?.
  4. En ciertas ocasiones las prisas mandan: una foto tomada cerca de un cierre de edición es posible que se transmita sin editar y que los editores no gasten tiempo en tapar una cara: la culpa no siempre es de los fotógrafos.
  5. Hay medios que tienen prohibido la distorsión de las caras porque lo consideran 'manipulación' -esto en ese foro solo lo ha querido leer un forero, aunque lo he repetido cinco o seis veces-.
  6. En todas las profesiones hay de todo, y es cierto que algunos fotógrafos opinan que si no quieren salir que se tapen la cara, como tambien es cierto que hay policias que en cuanto nos ven nos putean por las buenas.
Si algo me ha quedado claro es que la relación con la Policía no va a cambiar. Los pocos fotógrafos que queremos hacerlo nos damos de bruces con algunos policías que no quieren hacerlo, y así es imposible.

24 julio 2008

16 julio 2008

¿Para que son necesarios nueve policias?

Para reducir a un solo hombre... desnudo.
Estas fotos son la tira de viejas, pero las he recuperado ahora a raíz de un post en un foro. Lo cierto es que resulta sorprendente que tengan que ir nueve agentes -y si no recuerdo mal otros dos fuera de plano- a inmovilizar a un pobre loco que estaba en pelotas en una fuente.

14 julio 2008

Codigo rojo: fotografo sospechoso (Y ya van 3)

Ha vuelto a pasar, otra bronca absurda por hacer fotos, pero esta vez no me he callado, que ya está bien.
Os pongo en situación: estaba esta mañana haciendo unas fotos a Ruiz Gallardón, que entregaba unas viviendas nuevas a sus propietarios. Ha sido mi última información y a las doce y media ya había terminado, de modo que me he ido caminando a buscar un autobús y, de paso, a aprovechar para terminar unas pruebas de una cámara que estaba haciendo para quesabesde.com.Casi sin darme cuenta he llegado al Centro Comercial Isla Azul, un nuevo complejo adornado en su entrada con varias palmeras. Dado que en los madriles es poco común ver palmeras, me he acercado a tirar unas fotos con la cámara que estaba probando, una cámara pequeña, aunque llevaba la dSLR con el 70-200 colgando del hombro.
Hago dos fotos y me llega un señor que dice ser -no se identifica con ningún documento- de gerencia y me pregunta si estoy autorizado para tomar fotos. Le digo que no necesito autorización para hacer fotos en la calle y me dice que la calle es de los bolardos para afuera. Tiene razón; me la envaino y me salgo dos metros maldiciendo mi suerte. Ya en la vía publica -es decir, dos metros más lejos- levanto nuevamente la cámara y el tipo se me acerca, ya con malos modos. Me dice que no haga fotos de su propiedad, a lo que le contesto que estoy en la calle, que si quiere que aparte el edificio. Se me encara diciéndome que soy un chulo y que no hiciera fotos de su propiedad. Le reto a que llame a la Policía Municipal para ver quién de los dos tiene razón. Me vuelve a gritar y llama a la Policía, pero a juzgar por sus palabras y sus gestos le dicen que yo tengo razón. Me desvío unos metros y vuelvo a hacer otra foto -por si viene la Poli para que vieran que las fotos estaban tiradas desde fuera, porque las dos unicas que tenia eran las primeras hechas dentro-. El señor este, convertido ya en una bestia me grita que me va a partir la cara, que como haga otra foto me destroza la cámara.Yo, un poco nervioso pero riéndome le digo que el chulo es él ahora, y le hecho el órdago: 'venga, vamos a las ostias a ver quién sale perdiendo'. La jugada me sale bien y el tipo, comido ya por la ira, me insulta y se empieza a alejar diciéndome que no tiene cinco minutos para perder conmigo que soy un no seque -ininteligible- y un nosecuantos.
Me marcho y a los dos minutos aparece un vigilante en un scooter, me ve, habla por radio y da la vuelta. Comienza a seguirme por el perímetro del centro comercial mientras yo me paro -un poco acojonado porque ahí estoy vendido- a tomar fotos de unos postes eléctricos. Al final todo queda en nada y me marcho al autobús, aunque el VS no me quita el ojo.
Ahora viene la parte buena.
Ya desde casa llamo a la gerencia del centro comercial y a la telefonista le cuento lo sucedido. Miento como un bellaco y digo que pertenezco a un programa de televisión y que hemos tenido un incidente con uno de nuestros operadores y que por casualidades de la vida ha quedado grabado todo en nuestros micrófonos. Le digo que lo vamos a emitir mañana y que si quieren hacer alguna declaración.
La chica flipa y me pide que espere. Al minuto me contesta una persona que se identifica como uno de los jefes de marketing del centro -no digo su nombre porque no se si se puede al ser una conversación privada-. Le cuento la película otra vez y empieza a ponerse nervioso. Titubea un poco y dice que bueno, que ese hombre puede ser cualquiera, no necesariamente de gerencia, que puede ser un particular. Me pide que se lo describa, y lo hago: unos 50 años, delgado, estatura normal, pelo canoso, sin gafas... mi interlocutor telefónico vuelve a balbucear y se disculpa porque dice que va andando.
Este hombre me informa del procedimiento a seguir en caso de queramos grabar pero le digo que ya lo se, que estábamos en la vía pública por una casualidad y dice que, en efecto, desde la vía pública podemos grabar lo que queramos. Insisto un poco en que vamos a emitir el incidente y que si quiere hacer alguna declaración.
Dice que no, que el no puede asegurar que este hombre sea de gerencia o de seguridad, que puede ser cualquiera. Está ya bastante nervioso aunque se controla. Me da su nombre, su apellido, su cargo... si le pregunto algo más me da hasta su DNI. Me dice que sia todo -me mola que me peloteen-, que todo ok, que ellos están encantados de tener un canal de comunicación con la prensa y que para nuestro trabajo son todo facilidades. Decido no estirar mas el farol y le doy las gracias; me despido rogándole que no vuelva a ocurrir algo como esto y que no vamos a emitir nada porque no podemos identificar al energumeno.
Suspira y se despide con la voz hecha un flan.

FIN.
Aaaay, y que tengamos que seguir sufriendo esto día tras día. Bueno, es una gilipollez pero espero que al menos el susto les dé que pensar, yo ya no me callo, estoy hasta el culo.

ACTUALIZACION: Antonio Cardona me apunta lo siguiente sobre hacerme pasar por gente de la tele, y tiene razon.
No me jodas, eso no se hace.
No se hace ni de de coña.
[...]
No me gusta lo que has hecho tío, pero ni un pelo.
En la calle haz lo que se te ponga en las bolas pero luego no utilices otras artimañas que nos vendas mas tarde a otros.

10 julio 2008

El principio de incertidumbre

El principio de incertidumbre desarrollada por Heisenberg postulaba una verdad muy sencilla, pero al tiempo muy importante: si estudias algo, el simple hecho de estudiarlo, lo cambia. Aunque sus principios son aplicables sobre todo a la física de partículas, en fotoperiodismo también tienen cabida.
Los mas puristas dicen que un fotoperiodista debe ser aséptico y no inmiscuirse en la historia, otros opinan que antes que periodistas somos personas y que, por tanto, es preferible ayudar a alguien y perder la foto. Probablemente el caso mas extremo es el de Kevin Carter, conocido por todos.A pie de calle y a pequeña escala, la escala de la política nacional española, a veces nos encontramos con pequeño momentos de duda sobre si intervenir o no en la escena.
Ejemplos los hay a montones, desde pedirle a un político que salude a otro -a lo peor no quería- hasta forzar una situación como la que ya os conté de Carod Rovira y la bandera de España. Pues bien, esta semana he visto otro caso mas, y mas claro. Os pongo en situación:
El lunes terminamos una rueda de prensa de ZP y mi compañero de El Mundo Alberto Cuellar paro a Leire Pajin cuando esta se iba, le cogió el brazo, se lo levanto -literalmente- y le dijo que hiciera el símbolo de la victoria: el resultado es la foto de abajo.

©Alberto Cuellar

¿Es esto manipulación? A fin de cuentas fue el fotógrafo el que provocó una foto que por si sola nunca se hubiera dado. ¿Es un posado? ¿Debemos los fotógrafos de prensa modificar la realidad para tener una mejor imagen? ¿o solo con nuestra presencia -por ejemplo en las manifestaciones- ya cambiamos la realidad? ¿Donde esta el límite a la hora de 'pedir' una foto? ¿Que es mas censurable, pedir a dos personas que se junten aunque no quieran u 'obligarles' a que hagan un gesto que por si solo no harían?
Espero vuestras opiniones.

07 julio 2008

El 37 & yo

Ayer finalizó el 37 Congreso Federal del PSOE, del que he sido co-fotógrafo oficial a las ordenes de Inma Mesa. Mira que bramo yo de los fotógrafos oficiales eh, y ahora... todo sea por la pasta. Ya antes había sido fotógrafo oficial de algún acto, así a bote pronto recuerdo que estuve currando para la Fundación Carolina, en los GOYA, para una Universidad, en un congreso sobre el agua -todo el día meando, por cierto- e incluso para el PP en una manifestación de la AVT... pero hasta este finde nunca había participado como oficial en un acto tan multitudinario.
Y la verdad después de ello se toma conciencia de lo chungo que es ser fotero oficial... pero al mismo tiempo se tienen muchas facilidades.
En este congreso lo jodido es hacerlo todo. Y cuando digo todo, es todo. Desde ambiente, periodistas, gente llegando, saludos, caritas, encuentros... y encima tener a otro mogollón de gente pidiéndote fotos o recordándote que le debes una foto de aquel lejano día en aquel lejano sitio. Solo diré que en dos días entre mi compañera y yo hemos tirado unas 4000 fotos. Compadezco a los que hayan tenido que hacer una criba.De lo bueno, que te puedes mover por casi todas partes. Tienes acceso al escenario, al backstage, a las zonas reservadas... todo el mundo te hace parabienes y no sueles tener problemas para sacar un buen trabajo.
Eso si, lo peor de todo es la exclusividad que te piden y que impide pasar una foto a un compañero si este ha tenido algún problema. Y claro, si yo no puedo pedir, mejor no meter la pata porque cualquiera pide una.
¿Merece la pena? Pues hombre, mirado fríamente y con la pasta delante si, pero es un trabajo realmente coñazo que no recomiendo a nadie que no necesite el dinero.

05 julio 2008

Liga Mundial de Voleibol


De acuerdo, lo de la liga era solo una excusa :) para blogear un rato ya que ayer, cubriendo el partido los comentarios entre los compañeros se referían bastante a las cheerleaders que animaban los tiempos muertos. Huelga decir el buen aspecto que tienen, de modo que si suponéis que todos les hicimos fotos, estáis en lo cierto. Sin embargo estas fotos casi nunca se publican porque ciertamente no son informativas y bueno, uno de los motivos de existir de este blog es para eso. Así que ala, ahí están.

PD: Una duda ¿les molestará a estas chicas que las fotografiemos?