30 septiembre 2009

Un buen fotógrafo


No es un dogma irrefutable, pero si algo he podido ir constatando durante mi carrera como fotógrafo es la creencia instalada entre los más noveles de que, cuanto más famoso y/o importante es el sujeto fotografiado, mejores son las fotos.

Un fugaz vistazo en foros o blogs deja ver que ya puede uno dejarse los ojos publicando impresionantes fotografías de naturaleza o asombrosas postales al atardecer, que si de verdad quiere tener éxito entre los lectores, sólo tiene que colgar una imagen del cantante de moda.

Por supuesto, yo también he pasado por eso. Cuando apenas daba mis primeros pasos por la fotografía profesional, era el rey de los foros. Daba igual cómo estuviera la foto. Mi nombre era respetado porque era "el profesional". Daba igual que el profesional fuese un fotógrafo mediocre rodeado de auténticos genios "amateurs". Si fotografiaba a reyes y presidentes -y a Angelina Jolie-, no podía ser malo.


Daba igual que fuese un fotógrafo
mediocre rodeado de genios "amateurs":
me respetaban porque fotografiaba

a Angelina Jolie

Pero lo era. No me avergüenza decirlo, y tampoco es falsa modestia. Es lógico que quien empieza sea malo (o como poco, mejorable).

Fui consciente de mis limitadas capacidades gracias a dos momentos: el primero, en una rueda de prensa a la que asistí para QUESABESDE.COM, donde coincidí por vez primera con algunos de los mejores conocedores del mundo fotográfico y me di cuenta de cuánto ignoraba. El segundo fue algo más tarde, cuando colgué a propósito en un foro una mala foto de una famosa y nadie se atrevió a criticarla, sino todo lo contrario.

Fue como una revelación. Mi propio ego me subió a un altar, y la vida real se encargó de bajarme de golpe. Un buen golpe, sí, pero no me vino nada mal. Una cura de humildad de tanto en tanto rejuvenece el espíritu y refresca el cerebro. Desde aquel momento, cuando creo haber hecho una gran foto el siguiente reto es hacerla mejor.

Hace no mucho me acerqué por la escuela donde estudié fotografía. Volvía de cubrir un entrenamiento de fútbol y no me atreví a dejar el supertele en el coche.


Ser buen fotógrafo no tiene
nada que ver con los motivos que
fotografíes, el equipo que gastes o lo
que cobres por las fotos

Imagínense las caras de los jóvenes estudiantes, que a buen seguro era la primera vez que veían de cerca semejante armatoste. Los comentarios, por supuesto, iban parejos a su asombro, y los alumnos de otras ramas ajenas a la imagen aseguraban en voz baja que con ese bicho las fotos debían ser, como poco, muy buenas: objetivo grande, igual a profesional e igual a genio de la fotografía. Los humanos somos así de elementales.

De todas estas cosas ya ha pasado un tiempo -en algunos casos unos cuantos años-, y aunque creo sinceramente que mi fotografía ha mejorado un poco -al menos me siguen dando trabajo- no pasa semana en que alguien no me demuestre cuánto me queda por aprender.

Ayer mismo, viendo una pequeña selección de fotos de mi compañero de Associated Press Dani Ochoa, me encogía a su lado intentando no llenar el suelo de babas. Por supuesto, no había famosos, sino sólo una magnífica elección de la luz combinada con un brillante ojo fotográfico.

Ser fotógrafo es fácil, porque apenas hace falta algo más que una cámara para que te consideren como tal, pero ser buen fotógrafo es algo mucho más complicado, y no tiene nada que ver con los motivos que fotografíes, el equipo que gastes o lo que cobres por las fotos.

La etiqueta de la profesionalidad fotográfica está muy sobrevalorada, especialmente en el ámbito del fotoperiodismo. No son pocos los autoproclamados fotoperiodistas que apenas distinguen el obturador del diafragma, y lo peor es que semejantes meteduras de pata no las perpetran los noveles, sino los más veteranos. Y sin sonrojarse.


La etiqueta de la profesionalidad fotográfica
está muy sobrevalorada, sobre todo en
el ámbito del fotoperiodismo

Pasarse cinco días rodeados de modelos en la Pasarela Cibeles como hicimos la semana pasada los profesionales no está nada mal. Hacer fotos a súper actrices de fama internacional como hacemos los profesionales da dinero. Inmortalizar a un presidente jurando el cargo como hacemos los profesionales da cierto empaque.

Pero todas esas cosas no nos hacen ser mejores fotógrafos. Si alguien dice que fotógrafo profesional es igual a buen fotógrafo, díganle de mi parte que no mienta.


Publicado originalmente en Quesabesde.com

29 septiembre 2009

Al limite de la manipulacion

No es un montaje. La foto es real y solo está revelada de raw a jpg. Se publicó este domingo. Es un recurso que ya había usado otras veces. Es efectivo y llamativo, pero no hay que abusar, porque cansa.La cuestión es que hoy -y cuando la hice- hemos tenido un pequeño debate acerca de si era o no manipulación. En otras ocasiones he usado el reflejo para componer fotografías, pero no siempre funciona, la luz ha de ser abundante y pillar el ángulo perfecto.
En esta ocasión no había las condiciones necesarias, de modo que utilicé un 'filtro' especial de espejo para que el reflejo fuera nítido. Es decir, añadi un elemento ajeno a la escena para mejorar la composición.
Algunos colegas me han dicho que eso no vale, que es trampa y que roza la manipulación. Otros han dicho que no, otros que casi... asi que os toca a vosotros.
Manipulación, si, manipulación no.

28 septiembre 2009

Una de dos

No voy a hablar del acto olímpico de ayer, no voy a comentar lo chapucero que fue acreditar a treinta periodistas para un hueco de apenas diez, no voy a explicar como el vigilante que allí estaba no nos dejaba bajar de la azotea a la calle como si estuviéramos detenidos.
Hoy quería preguntaros por estas dos fotos.
Una es 100% real, el mosaico que se hizo a la hora señalada. La otra es el ensayo, una hora antes que algunos compañeros hicieron y transmitieron para tener la foto en la redacción con prontitud.Esa primera foto del ensayo... ¿es manipulación? Si no se especifica en el pie de foto que era un ensayo ¿se manipula la realidad? Espero vuestras respuestas porque lo que es yo no acabo de aclararme.

25 septiembre 2009

Si, esa foto...

No tenia pensado decir nada, y viendo el excepcional comentario de mi compañero en Publico Jose Puyol no lo voy a decir.

Con la publicación de la foto, El Mundo ha logrado causar el daño que la agencia Efe, Moncloa y sus padres esgrimían para no rebotar la foto por el servicio en un caso y no querer que se publicase ninguna foto en otro. Cientos de comentarios y fotomontajes riéndose e insultando a las dos menores han aparecido en la Red. Dañando gravemente a dos menores. Y todo para conseguir dar bombo mediático a la polémica del viaje de toda la familia Zapatero hasta los Estados Unidos. Todo para que los tertulianos y columnistas contrarios al Gobierno tengan una coletilla que poder incluir en sus comentarios sobre la crisis o cualquier otro tema.

La fotografía no aporta nada de información ya que las hijas del Presidente del Gobierno no desempeñan ningún cargo público y nunca han participado en ningún acto. La foto no habla de un problema o suceso, simplemente, lo crea.

En mi opinión los editores del El Mundo se han convertido por un día en el típico matón que muestra los defectos del niño con gafas en el patio del colegio para que el resto de niños y niñas puedan reírle la gracia. Y todo por unos minutos de atención… Todo esto por una foto.

24 septiembre 2009

Desvirtuando, informando

Ayer volvió a pasar. Un director de escena se debatía entre tragarse su orgullo y modificar su obra para que pudiera ser retratada o dejarla tal y como se concibió y arriesgarse a no ver ni una foto en los papeles.Ni tu ni yo, pero mas bien yo. Es decir, que cedió, pero poco. Gracias a que me lleve el monopie, porque las fotos que veis mas abajo están a ISO 1000 y 1/30 de segundo, y levantadas bastante gracias al RAW. A punto de volverme sin nada que descargar.
Nosotros insistimos en que no se veía nada, en que la cámara necesita mas luz que el ojo, pero no hubo nada que hacer. Mas luz desvirtuaba la escena y perdía el árbol (sic) que la diseñadora había tradado meses en crear (sic de nuevo). El árbol son las tres rayas oscuras que se ven en la foto que esta azul. Con una par.En realidad comprendo a la directora, si a mi me dicen 'eh, te vamos a publicar una foto en un libro, pero como la damos vertical y tu has mandado una horizontal, la cortamos' pues también me mosqueo porque esa ya no es mi foto. ¿Cual sería la solución? Pues muy bien, no cortes la horizontal que ya te busco yo una que quede bien en el libro. A lo mejor no es mi favorita, pero al menos es MI foto.Pues en el teatro lo mismo. Si mola una escena pero esta todo como el sobaco de un grillo... no la pongas, pon otra con mas luz, que así salimos ganando todos.

Resaca cibelina

Esta semana ha sido especialmente intensa. Ha tocado pasarela cibeles y los asiduos del blog ya sabéis lo que es.
Este año no ha tenido nada de especial: nos han seguido tratando como el culo y la organización ha sido bastante nefasta, por no hablar del iluminador que supongo que andará en la cola del INEM y los responsables del sonido que la cagaron practicamente día si y día también.
La ventaja de estos encuentros es que compartes tiempo y experiencias con los compañeros. Son muchas horas juntos y mucha conversación, y da tiempo para charlar y debatir.
Este año, desde luego, el tema estrella fue el affaire de El Mundo con las fotos montadas de Rodiezmo.Aunque los compis de El Mundo se absutuvieron de opinar, me enteré de bastantes cosas acerca de esa foto: la primera que la orden del montaje partió directamente de Pedro J., la segunda que el momento de la foto trucada nunca se dio en realidad, ya que según me contaron en ningún momento se produjo la situación de la foto -todos puño en alto salvo ZP-, ya que estaban subiendo el puño y bajándolo casi constantemente. La opinión casi unánime de los fotógrafos es que El Mundo ha metido la pata hasta el corbejon.
Esta conversión, como era de esperar, derivó en otros famosos montajes y la sutil linea que separa el retoque de la manipulación. ¿Un recorte es manipular? ¿Y un ajuste de tono? ¿Y uno de niveles? Cuando forzamos el negro en la pasarela para ocultar el publico de fondo ¿estamos manipulando?
Ahí seguimos, dándole vueltas a la misma perdiz. A ver si puedo actualizar mas regularmente ahora que tengo mas tiempo.

10 septiembre 2009

Fotos bajo tierra

Mola ir al metro, aunque sea de tanto en tanto. Si las presentaciones de obras al aire libre son molonas las que se hacen bajo tierra molan mas. Y molan porque te dejan meterte en todas partes, los seguratas no se chinan por sacar la cámara y encima te llaman señor. Y además te dejan pasar a la cabina de los trenes y subirte a coches que normalmente no se ven. Mola.
Pero si a mi me mola a los políticos les mola mas hacerse la foto con chaleco en plan obrero, sin importar lo cutre que queda el traje bajo el amarillo brillante o el casco sobre el pelo permantado. Lo que importa es salir en la foto.Ayer nos fuimos a inmortalizar los últimos toques de una reforma del túnel del metro de Madrid, últimos toques dados por Espe y Gallar. Por supuesto ambos dos lideres bajaron por la escalera como el común de los mortales, pasaron su billete -que no pagaron- como el común de los mortales y fueron estorbados, precisamente, por el común de los mortales, que tenia todo el derecho del mundo a no moverse un pelo.
Una vez en los andenes y equipados con nuestro chaleco, Espe Y Gallar nos dieron una magistral lección de colocación de catenaria; es triste que después de taaaaantas fotos sigan sin enterarse que el chaleco reflectante es una putada para nosotros. Es por seguridad, me dicen, y me lo tengo que creer; la seguridad es lo primero.
Calor sofocante y agua para los VIPs -para nosotros no tocaba-. Subimos a un lo-que-sea para recorrer parte del túnel y resulta que nadie recuerda que son cuatro los coches del convoy. Resultado: cuando llega mi coche el sarao ya ha empezado y yo aun ni he encendido la cámara.
Enciendo y preparo la cámara para la foto del ultimo tornillo -mentira, porque aun quedaban un huevo por poner, pero bueno- y algún cromito mas en plan obrero. Lo que nos gusta... y lo que les gusta a ellos.

09 septiembre 2009

Teatro

Uno de los temas que mas me gusta cubrir son los pases gráficos de teatro. Aunque ya os he hablado alguna vez de ellos, hoy quería comentaros como funciona un pase gráfico desde el punto de vista de un fotoperiodista.
Lo primero que hay que señalar es que no hay muchas agencias de comunicación que sepan como organizar de verdad un pase, la mayoría piensan que es como un photocall normal y claro, la cagan.
Un pase de teatro tiene varias particularidades.
La primera es que la luz que tiene es muy especial, por lo que hay que buscar el termino medio entre iluminar para los fotografos -que solemos necesitar bastante luz- y mantener el espíritu de esa iluminación. Hay veces que la luz es muy pobre y se niegan a subirla, con lo que haces una basura de mancha oscura o metes flash y otras se pasan bañanado el escenario, con lo que haces mas televisión que teatro y se pierde la magia.
La segunda es que necesitamos movimiento. En no pocas ocasiones los fragmentos que nos colocan son partes importantes de la obra o escenas donde la emoción del actor es sublime, pero es muy difícil de plasmar eso en una foto. Lo mejor para fotógrafos son las escenas con movimientos exagerados que llenen el cuadro, pero a veces nos cascan un monologo insufrible o un dialogo de sofá con personajes que no se mueven.
La tercera es la relación con los cámaras. Muchos organizadores de pases se olvidan de los cámaras o de los fotógrafos, haciendo pases conjuntos que son un desastre, especialmente para los cámaras que ven como en los planos se cuelan flashes, continuos clicks del obturador y foteros moviendose por el patio de butacas. Lo ideal, y pocos lo hacen, es hacer un pase para unos y luego repetir para el resto.
Y como soy muy criticón, palmadita a quien mejor lo hace: Angel Galán

08 septiembre 2009

Manipulacion en El Mundo

Fusilo de ECD

“José Ángel Fernández Villa, líder del sindicato minero de UGT, Alfonso Guerra, el presidente Zapatero, Leire Pajín y la ministra Bibiana Aido, en las imágenes tomadas ayer en Rodiezmo”. Es el pie de página de la fotografía de portada de El Mundo, en su edición del lunes 7 de septiembre. Viene firmada por Eloy Alonso, de Reuters, y no se informa de que la imagen ha sido manipulada con una herramienta de edición fotográfica.

La instantánea, en formato panorámico, muestra a Zapatero flanqueado a su derecha por Villa y Alfonso Guerra, y a su izquierda por Pajín y Aido. Todos, excepto el presidente, tienen el puño izquierdo levantado mientras cantan ‘La Internacional’.

El Confidencial Digital ha contactado con profesionales del área fotográfica de la agencia Reuters, quienes han confirmado que la fotografía que aparece en la edición del pasado lunes en El Mundo “es un montaje de dos imágenes” tomadas en la fiesta minera de Rodiezmo, que cumplía este año su 30 aniversario.

A la primera, que sólo refleja a Villa, Guerra y Zapatero, se le ha unido la segunda, con Pajín y Aido. El original de esta segunda instantánea ha sido publicada por El País en la página 12: puede comprobarse que la postura y pose de Zapatero es muy distinta a la que aparece en la portada de El Mundo.

“No es algo común en el periodismo”, aseguran desde la sede española de la agencia de noticias británica. Según ha podido comprobar ECD, la noticia de la manipulación de la imagen ha generado sorpresa entre los profesionales de la agencia, que no entienden la maniobra de El Mundo.

Vea a continuación las tres instantáneas. Las dos primeras son las fotografías originales firmadas por Reuters y la tercera es la que publicó El Mundo en portada:

Actualización via El Pais:

Reuters expresó ayer su malestar por esta manipulación. "Estamos decepcionados con la decisión de El Mundo de utilizar dos fotografías originales de Reuters para componer una sola imagen en la primera página de su ejemplar del 7 de septiembre de 2009", dice la agencia, que ha abierto una investigación y ha advertido a los clientes de las condiciones de uso de sus fotografías. "Veracidad, integridad e independencia son los principios fundamentales de todos los fotógrafos y redactores de Reuters", recuerda la agencia. Un portavoz de El Mundo alega que al no haber "ninguna foto con todos los personajes" decidió "unir dos fotos sin modificar los contenidos de ninguna de ellas". "Lo que hicimos fue quitar un Zapatero para que no apareciera dos veces. Y lo advertimos en el pie", sostiene. El pie de foto publicado enumera a los presentes "en las imágenes tomadas ayer en Rodiezmo". Según el diario no hay manipulación porque "la imagen refleja fielmente el contenido y la situación".

07 septiembre 2009

Si a todo

Poco hemos tardado en volver a las andadas. Después de cuatro días de curro la sensación es que todo sigue igual, pero las canas empiezan a darme frutos en forma de experiencia. Así que después de desperezarme y volver a la dura rutina de despertarme a las ocho -y es que ya pague mi derecho a no madrugar cuando estuve un año despertándome a las cinco de la madrugada para trabajar-, volví, en efecto, a los mismos 'fotocoles' (y otros nuevos), a las mismas ruedas de prensa, a los mismos mudos, los mismos retratos, los mismos pases gráficos... y los mismos encontronazos con las FCSE.
Sin embargo esta vez en lugar de ponerme chungo seguí el consejo de mi compañero Cristóbal, que él de esto sabe tela.
Estaba en la asamblea de Madrid haciendo una rueda de prensa, salgo y desde lejos hago un par de recursos que me habían pedido, cojo la moto y bajo unos doscientos metros, paro, saco la cámara otra vez y hago otros cuantos tiritos mas. Ipso facto escucho el típico 'oiga, oiga' que suele preceder a un guardia. En efecto. Aparece un Guardia Civil y me pregunta por el permiso para hacer fotos del edificio.
Hago un rápido repaso mental a hechos similares y justo cuando estoy a punto de decirle que estoy en la calle y que puedo hacer todas las fotos que quiera comienza el dialogo de besugos [entre corchetes lo que pensaba]:
-pues no, permiso no tengo. Pasaba por aquí y...
-¿eso es una cámara digital?
-si [estuve tentado en decirle que no, total, si tenia que preguntarlo...]
-Pues me tiene que enseñar las fotos.
-[sopeso la posibilidad de decirle que no, que es privado, pero al final accedo] Claro que si.
Empiezo a enseñarle las cuatro o cinco fotos de la fachada.
-Pues me las tiene que borrar. Yo entiendo que es un edificio muy bonito pero...
-[Nuevamente me debato entre decirle que ni de coña o decirle que si, al final sigo por el buen camino y las voy borrando una por una] ¿todas?
-Todas, todas.
Llego hasta las fotos de la rueda de prensa y paro de borrar; el careto de Pedro Zerolo es de domino publico así que no me dice nada. Apago la cámara y me pregunto a mi mismo porqué no me ha pedido seguir viendo fotos, a fin de cuentas ¿como sabe el que no tengo mas?
-Pues ala.
-La próxima vez suba usted al control de visitas y pida una autorización para hacer fotos.Asiento con la cabeza como si en realidad necesitase un permiso. Me quedo esperando por si me va a pedir el DNI o algo mas pero no, nada de nada. Saluda y se marcha. Me vuelvo a la moto, guardo el equipo y doy la vuelta a la rotonda, tengo la tentación de hacer mas fotos, ahora desde lejos, pero no lo hago. Me voy a la oficina.
Llego y descargo la tarjeta SD, y archivo la copia de seguridad de las fotos recurso de la fachada de la Asamblea de Madrid. Los originales los borré, si, pero las copias de seguridad que aún se guardan en la tarjeta de memoria son exactamente iguales. Magia digital.
En efecto, decir que si a todo es mucho mas fácil para todos.