26 noviembre 2009

Dos puntos de vista (11)

Del fotógrafo.
Del fotografiado

PD: Es evidente que en el hotel (de los mas lujosos de Madrid) no había otro salón donde poner a los fotógrafos, que si estamos un poco mas juntos empiezo a poner denuncias por acoso.

25 noviembre 2009

El inutil del dia (mas bien del mes)

Desde que entre en este mundo blogueril para contar mis penas fotográficas he repetido una frase muchas veces: cuando ves un acto mal organizo y crees que no se puede hacer peor vas a ver como viene alguien y te sorprende.
Hace una semana lo pude comprobar con la visita de Claudia Schieffer a Madrid.
Ya daba mala espina que el tema fuese en un centro comercial y que metieran a 20 fotografos en un stand donde difícilmente cabían 8 o 10, pero como siempre tragamos y esperamos a que empezase el acto. Y seguimos esperando porque la señora trajo un retraso considerable. Sin embargo confiábamos -ilusos- que el posadito seria amplio y correcto... pero por supuesto fue corto y terrible.Imaginaros: la chifer llegó, se hizo cuatro fotos y enseguida se puso la tía que pone la pasta para retratarse también -que me parece muy bien que quiera una foto, pero debería saber que ella no nos interesaba para la foto- y chupar cámara. Apenas fue un minuto.Justo después empezó el caos: alguien, sin avisarnos, empezó a colocar una especie de mesa. Nosotros no sabíamos que pasaba, nadie nos había contado cómo iba a ser el acto, así que seguimos tirando fotos. En ese momento una tía -supongo que la agente de la chifer- se puso a gritar como loca y un sujeto -el tipo de la foto- empezó a poner la mano delante de las cámaras, apartándolas del tiro.
Como supondréis todos tocar la cámara a un fotógrafo es como tocarle el tricornio a un guardia civil, así que se montó. El tipo de la foto empezó a perder los estribos y a ponerse histérico -pero histérico en plan niña pequeña- poniéndose delante de nosotros para que no fotografiásemos... huelga decir que no tuvo éxito.Normalmente ante tal espectáculo nos habríamos ido, pero como lo que querían, precisamente, es que nos fuéramos... nos quedamos y seguimos foteando. El tipo se puso mas histérico aun pidiéndonos que no hiciéramos fotos y que nos fuéramos... le dijimos que había decenas de personas haciendo fotos con sus móviles pero no atendía a razones... estaba obcecado con nosotros. Al final nos marchamos bramando acerca de la pésima organización, pero como de costumbre sirvió de poco. Como dijo un comentarista en un hilo anterior, nos putean y encima nos gusta.

24 noviembre 2009

Cuando un maestro conoce al maestro de maestros

[Fusilado vilmente del blog de Luis Malibran, aunque ahora la entrada da error. Omito las fotos porque son personales]

Hace dos semanas que volvì de pasar unos dìas en el rodaje de "Flamenco,flamenco" de Carlos Saura, con cinematografìa de Vittorio Storaro.
Sòlo reunì fuerzas para vencer mi timidez y pedirle que me firmase una ,de las cuatro pelìculas suyas que llevaba en DVD, el ùltimo dìa de los 3 que estuve en el rodaje. Le dije que cuando yo querìa ser fotògrafo de mayor, esa fuè una de mis pelìculas màs inspiradoras, y èl me dijo que habìa sido la pelìcula por la que peor le habìa tratado la crìtica a èl y a Coppola, era "Corazonada". Las otras: "El ùltimo emperador", "El cielo protector" y "Apocalypse Now Redux".
Me impresionò estar de "ladilla" de un personaje que para mì era un nombre que me bebìa en los libros y en documentales y del que me he leido casi todo sobre teorìa de la luz y del color, ademàs de estudiarme sus pelìculas, secuencia por secuencia.
Y vièndole trabajar, me ha parecido un currito amable, como cualquier otro del rodaje, pero con una concentraciòn y una visualizaciòn tan profunda de lo que estaba haciendo en cada momento, que me ha impresionado. Creo que eso marca la diferencia.
Si es verdad que hacerle fotos a alguien, es como robarle el alma, el pobre Vittorio ha debido volver a Italia desalmado. Aquì estoy "robàndole la cartera",
He estudiado cada esquema, cada àngulo, intensidad y calidad de luz.
Le he visto iluminar la mùsica y el baile, con sombras, creando atmòsferas ìntimas en espacios irreales, sòlo con perspectivas y luz, con las reglas màs bàsicas de la pintura.
El no ilumina para que se vea, sino que ilumina lo que no se vè: el interior del bailarìn, lo que vè el cantaor con los ojos cerrados.
Ademàs con una eficiencia tècnica ràpida e impresionante... magistral.
Claro, por algo tiene en casa cuatro Oscars, de los que no se compran, como el cariño verdadero :)
[...]
Para mì ha sido un giro nuevo en mi forma de ver y de iluminar.
Me parece un regalo, que a èstas alturas del partido, tenga una experiencia que me sorprenda y me ilusione tanto.

23 noviembre 2009

La forma correcta

Resulta curioso pero en este mundo extraño del fotoperiodismo es difícil hacer las cosas de la forma correcta. Actores de tres al cuarto molestos por una foto cuando están promocionando una película, cantantes sin ganas que te dan treinta segundos cuando están promocionando un disco, escritores con mala baba que no quieren dar un perfil cuando están promocionando un libro... Esta gente no se entera -o se entera pero les da igual- que nosotros, los fotógrafos de prensa, en realidad no hacemos mas que propaganda gratuita cuando vamos a uno de estos 'eventos'. A ellos, mas que a mi, les conviene salir guapos pero no... se empeñan en hacer fotomierda ¿todos? No, todos no, Estopa al menos se libran.Y digo Estopa, no su agente, su estilista, su perro o su madre.
Hace unos días fuimos a las oficinas de su discografica a tomar unos cromos por su nuevo disco. Como siempre nos subieron a la sala de costumbre y como siempre nos dijeron que la foto llevaba algo de retraso. Hasta ahí, normal.
A los pocos minutos llegaron los Estopa disculpandose por el retraso y pidiendo un café para los fotógrafos según ellos 'que menos que un café por la espera'.
Comenzamos a hacer las fotos y los colocamos en el cartel chorra de siempre, un cartel que en el ordenador del diseñador debe ser la leche de molón pero que en foman de dos por dos queda como el culo. Los Estopa sabían, además, que la pose de siempre de ellos en pie sonriendo esta mas vista que la muerte de Chanquete y decidieron improvisar con una pequeña mesa que había por ahí, dándonos un par de fotos de esas que si bien no valen un World Press Photo, si son facilmente publicables.Acabamos la sesión y nos tomamos el café que habían pedido para nosotros, charlamos un par de minutos -por una vez hicieron fuimos nosotros los que hicimos esperar a los redactores y no al revés- y nos fuimos con las fotos en el saco y un buen sabor de boca.
¿Fue real? ¿Fue solo una pose marketiniana para con nosotros? ¿Fue simple peloteo con la prensa? La experiencia nos ha obligado a ser desconfiados por sistema.

19 noviembre 2009

¿Por qué deje la ANIGP-TV?

Hace ya bastante tiempo que decidí abandonar la junta directiva de la ANGIP-TV, y hace un par de días comunique al Vicepresidente y al Presidente mi renuncia también como asociado. Tenía mis razones para hacerlo, y la verdad es que no pensaba contarlas, pero dado que aun hay gente que me sigue preguntando por temas de la asociación, que la JDN no ha comunicado -que yo sepa- a los socios mi renuncia y que algunas personas me han preguntado porque me han largado como si no fuera yo quien se ha ido...ahí voy. Supongo que a Victor, Jorge y los demás no les molará que lo cuente... pero es lo que hay.
Todo empezó un día en un sarao, por la noche. Teníamos reunión al día siguiente y me constaba que el Presidente estaba molesto por un malentendido reciente que le impidió a asistir a una reunión anterior, de modo que le dije físicamente que teníamos reunión, por si no había recibido el correo informativo. Su respuesta fue un poco seca, dejando claro que estaba molesto con la junta, pero nada más.
El día en cuestión quedamos para la reunión, cuando empezó el Presidente se quejó de que no tenia información, que no se enteraba de lo que el resto de la junta hacia y que debíamos informarle más y mejor. Yo, como Secretario General, le pregunte directamente que cual era exactamente el problema: si recibía pocos correos, o ninguno, si la información era incompleta... Pero no pude terminar la pregunta. El Presidente estalló, de cero a cien, y me grito que, textual, 'podía hacer -yo- lo que me saliese de los cojones, que ya estaba arto de tanto tonto de los cojones'. Yo me levante y salí a la calle a tranquilizarme un poco porque me había puesto algo nervioso.
Al poco rato salió más gente, no diré quien ni como salió pero daba la sensación de que allí dentro se hacían torturas psicológicas. Cuando entré la cosa seguía tensa. El Presidente amenazó varias veces con romper la baraja y mandarlo todo a la mierda pero por suerte otros consiguieron calmarle. No daré detalles morbosos de lo que sucedió, solo diré que si no es por el Vicepresidente, el Presidente me infla a ostias allí mismo, así, como suena y sin comerlo ni beberlo. A mí, y a otros.
Un rato muy largo después conseguimos que se tranquilizase, acepto volver a hablar pero para sorpresa nuestra, después de montar la que montó, dijo que se iba de la reunión por no sé qué problema... con el coche, me parece. Imaginar como nos quedamos... el Presidente nos quiere ostiar, quiere romper la ANIGP-TV, mandarlo todo al carajo y... se va... sin más. Yo flipe.
Mi primera intención, desde luego, fue irme, pero me convencieron de que no lo hiciera, que entraría en razón y se disculparía.
No lo hizo. La siguiente vez que nos vimos en un tema no hubo saludo, se limitó a decir a otro fotógrafo que el y yo ya 'no éramos amigos'. Así pues me llevé otro chasco, yo pensaba que se iba a disculpar y no solo no lo hizo, sino que se cargo nuestra amistad de un plumazo.
Esa noche decidí dimitir. Envié un correo electrónico al Presidente y al Vicepresidente. Ambos aceptaron mi dimisión. El presidente dijo que lo hacía por 'no estar de acuerdo en mi forma de ejercer el cargo' sin especificar nada y afirmando que no debía disculparse por nada. Total, lo de partirme la cara no cuenta.
Pedí que se informara a los socios de la actual situación... y no se hizo. Se me dijo que mi dimisión tenía que aceptarla una asamblea, que así lo decían los estatutos. Aguanté un poco pero a estas alturas la famosa asamblea sigue sin producirse. Le comenté el tema a una persona de la junta y me dijo que si... pero como si no... esta semana lo comente con otra y lo mismo, y ayer lo comente con el Vicepresidente... y lo mismo, que espere a la junta.
No se que está haciendo ahora la ANIGP-TV ni me interesa. Yo ya no soy socio. La ANIPG-TV está maldita, todo presidente que llega allí se emborracha de poder y pierde la cabeza. El actual no hace más que dar pésima imagen y nadie hace nada porque, precisamente, no hace nada. Pues conmigo que no cuenten. Uno tiene paciencia, pero no tanta. Querida Asociación Nacional de Informadores gráficos de Prensa y Televisión... un placer conocerte.

18 noviembre 2009

Cuando los manipulados somos nosotros

Ocurrió esta semana, y aunque no estaba presente quería pediros opinión. Ya había comentado antes que a veces los fotógrafos somos los manipulados, bien de forma descarada cuando nos dicen haz la foto donde te diga, cuando te diga y a quien te diga, bien de forma sutil como ocurrió con el Real Madrid esta semana.
La historia me la contó mi compañero David Castro, de El Periódico, después de darme una colleja virtual por no criticarlo y pecar de pardillo; groso modo ocurrió así:
Entrenamiento del Real Madrid en su garito de atomarporculolandia, la forma de currar allí es simple: nos sacan a una terraza, empezamos a fotear y tras quince, si no recuerdo mal, minutos, bajan unas persianas y se acaban las fotos. Son bastante estrictos con el tiempo y si dicen quince son quince minutos. Es lo que hay. La gran putada es que normalmente los primeros minutos se van entre que llegan los jugadores, les dan la charla de rigor y dan unas vueltas al campo... así que realmente no te dejan tiempo para hacer fotos de jugadores con balón. Cuando el reloj llega a quince... chaca.Sin embargo esta semana la noticia es que Crisitano Ronaldo estaba recuperado de su lesión y ya le iba a dar patadas al balón. Se supone que eso es noticia noticiosa porque todos los gráficos -me cuentan- estaban allí esperando precisamente eso. Sin embargo pasó el tiempo y no hubo Ronaldo con balón... pero como el Real Madrid quería ver esa foto en los papeles del día siguiente no bajó las persianas hasta que el tipo en cuestión le dio un par de patadas al balón...
Y voilá, foto conseguida porque al Real Madrid le interesaba que la consiguiéramos.
Lanzo la pregunta: ¿nos manipularon o nos hicieron un favor?

08 noviembre 2009

Headshot!

03 noviembre 2009

One hundredth of a second

En los comentarios del post anterior Kirchhoff me sugirió este vídeo. Edito para dar mi opinión, pero os invito a leer los comentarios, que son muy interesantes.
Los fotoperiodistas siempre son calificados como testigos mudos de la historia. Vamos, miramos, fotografiamos y nos vamos, somos como el Enterprise obedeciéndola directriz principal de no intervenir. Esa máxima hay que tenerla presente cuando uno este ejerciendo siempre; si no es capaz de mantenerse al margen mejor que se dedique a otra cosa. Si yo voy a una guerra y tengo que ayudar a los débiles el primer día acabo muerto, y el segundo día no queda ni un fotidógrafo.
Ahora, el problema, para mi, surge cuando no estamos ejerciendo de fototoperiodistas. Es decir, si yo me voy a Irak se que las 24 horas voy a estar con la cámara, aun dormido, pero ¿que ocurre si voy caminando por la calle de mi casa y veo un asesinato? ¿soy testigo mudo o soy una persona que debe ayudar? ¿y en un atentado? ¿Cuanto tardamos en pasar de persona que pasea a fotógrafo que trabaja? ¿nos eximiría un juez en ese caso?

02 noviembre 2009

Banderas de cera

Los que seguís este blog ya sabéis que no soy muy dado a poner fotos por las buenas, pero hoy quería hacer una entrada especial. Primero por el buen trato recibido en el Museo de Cera de Madrid. En realidad fue un trato simplemente correcto del tipo 'aquí tienes la figura, tira fotos hasta que te canses', pero esa simpleza es una rareza hoy día. Y el segundo motivo es que, a pesar de que se sabia que íbamos a ir -los fotógrafos- a tomar fotos no subieron ni un ápice la luz -que además era durisima-, lo que nos obligo a forzar las cámaras a tope.




Sin duda las tomas podrían haber quedado mejor... pero es lo que hay, y como no las he visto publicadas el finde... disfrutarlas.
PD: Ya era hora de hacer una buena escultura. A la doscientas fue la vencida.